Manguito rotador: Sus principales lesiones

manguito rotador

En el día a día realizamos múltiples acciones que implican al hombro, pero en verano, es más frecuente que llevemos a cabo ciertos deportes que pueden comprometerlo, como la natación o el surf. En este artículo hablaremos del manguito rotador del hombro, sus principales lesiones y cómo tratarlas y prevenirlas.

¿Qué es el manguito rotador y cuáles son sus funciones?

El manguito rotador es un conjunto de músculos y tendones que se encuentran en el hombro y desempeñan un papel crucial en la estabilidad y el movimiento de esta articulación. Está compuesto por cuatro músculos principales: el supraespinoso, el infraespinoso, el redondo menor y el subescapular. Estos músculos trabajan en conjunto para permitir una amplia gama de movimientos del hombro, como la elevación y rotación del brazo.

Las funciones del manguito rotador son diversas. En primer lugar, proporciona estabilidad al hombro, ayudando a mantener la cabeza del húmero en su lugar dentro de la cavidad glenoidea del omóplato. Además, es responsable de coordinar los movimientos del hombro y participa activamente en la elevación y rotación del brazo. También contribuye a la fuerza y potencia durante actividades deportivas que implican el uso de los brazos, como el surf y la natación.

Lesiones del manguito rotador

Dado que el manguito rotador está involucrado en una amplia variedad de movimientos del hombro, es propenso a lesiones, especialmente en deportes que requieren movimientos repetitivos del brazo o levantamiento de objetos pesados. Algunas de las lesiones deportivas más comunes que pueden afectar al manguito rotador incluyen:

  • Tendinitis del manguito rotador: es la inflamación de los tendones debido al desgaste y la sobrecarga repetitiva. Puede causar dolor y debilidad en el hombro, dificultando los movimientos.
  • Lesiones del manguito rotador por desgarro: puede haber desgarros parciales o completos de los tendones del manguito rotador. Estas lesiones pueden ser el resultado de un trauma agudo, como una caída o un tirón brusco, o del desgaste gradual debido al envejecimiento o el uso excesivo.
  • Impingement del hombro: ocurre cuando los tendones del manguito rotador se comprimen o pellizcan entre las estructuras óseas del hombro. Esto puede causar dolor y limitar el movimiento del hombro.

Tratamiento y prevención del manguito rotador

El tratamiento de las lesiones del manguito rotador puede variar según la gravedad de la lesión. En casos leves, se puede recomendar reposo, fisioterapia y ejercicios de fortalecimiento para rehabilitar los músculos del manguito rotador. En casos más graves, puede ser necesaria una intervención quirúrgica para reparar los tendones desgarrados o liberar el espacio para reducir el impingement.

La prevención de las lesiones del manguito rotador es fundamental, especialmente para los atletas y aquellos que participan en deportes que ejercen una tensión significativa en el hombro. Algunas medidas de prevención incluyen:

  • Realizar ejercicios de calentamiento antes de cualquier actividad física que involucre movimientos del brazo. Estos ejercicios deben enfocarse en estirar y fortalecer los músculos del hombro.
  • Mantener una buena postura durante las actividades diarias y deportivas, evitando la inclinación excesiva o la caída de los hombros.
  • Evitar el levantamiento de objetos pesados de manera brusca o con una técnica inadecuada. Es importante aprender y practicar las técnicas adecuadas de levantamiento para minimizar la carga en el manguito rotador.
  • Incrementar gradualmente la intensidad y duración de las actividades deportivas. Evitar el sobreentrenamiento y dar al cuerpo tiempo suficiente para recuperarse.
  • Utilizar equipos de protección adecuados, como hombreras o soportes de compresión, especialmente durante actividades deportivas de contacto o de alto impacto.
  • Mantener una buena condición física general y fortalecer los músculos del hombro y del manguito rotador mediante ejercicios específicos. Un programa de ejercicios de fortalecimiento regular puede ayudar a prevenir lesiones y mejorar la estabilidad y resistencia del hombro.

Es fundamental escuchar las señales de advertencia del cuerpo y no ignorar el dolor o la incomodidad persistente en el hombro. Si se experimenta dolor o se sospecha una lesión en el manguito rotador, es importante buscar atención médica y seguir el tratamiento recomendado.

Si quieres saber más acerca de cómo mejorar tu práctica deportiva, cuidar tus articulaciones o evitar lesiones, ¡sigue los artículos de nuestro blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RS7 Classic aporta
beneficios a tus articulaciones

Complemento aliementario

Sin receta médica, sin efectos secundarios.

Seguro, eficaz y sin complicaciones

Sin químicos, con una formulación 100% natural.

Poder analgesico y antiimflamatorio

Siente el poder del Harpagofito, un antiinflamatorio de origen vegetal que no crea tolerancia.

Facil de consumir

Toma una cápsula al día con el desayuno durante 3 meses. Luego descansa 1 mes y vuelve a iniciar para otros 3 meses.

Principios activos naturales

Ingredientes que provienen de materias primas de máxima calidad y sin crueldad animal.

Fruto de años de ensayos clinicos

Fruto de años de investigación y desarrollo.

Scroll al inicio