Inicio»Blog»¿Qué es la “ciática”?

¿Qué es la “ciática”?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Qué es la ciática

Es un término que suele utilizarse erróneamente y que suele dar pie a confusión en lo referente a su significado. Veamos a continuación de qué se trata concretamente.

La ciática normalmente hace alusión a una serie de síntomas relacionados con el nervio ciático. Médicamente se trata del dolor causado por la compresión, pinzamiento o irritación de uno o más de los nervios que salen de la parte inferior de la columna vertebral y que comprenden el nervio ciático mayor. Este dolor se ramifica desde la parte inferior de la espalda a través de las caderas y los glúteos y hacia debajo de cada pierna. Por lo general, sólo afecta a una parte del cuerpo. En el lenguaje médico a la ciática se le conoce como “radiculopatía”.

Se produce con mayor frecuencia cuando una hernia de disco, un espolón óseo en la columna vertebral o un estrechamiento en ésta comprimen parte del nervio. Esto normalmente causa inflamación y entumecimiento en la pierna afectada.

El nervio ciático pasa de la parte inferior de la espalda por la parte posterior de cada pierna y se ramifica hacia partes de la pierna, pie y dedos del pie. Se puede experimentar el dolor en cualquiera de estos puntos.

causas de la ciática

¿Cuáles son las causas más comunes de la ciática?

Hay una serie de problemas localizados en la parte inferior de la espalda que son la causa más probable de padecer esta patología.

  • Hernia discal lumbar: También se le denomina una ruptura discal, disco protuberante o pinzamiento de nervio. Es el desplazamiento de uno de los discos intervertebrales que producen rigidez en la columna vertebral y comprensión de la médula o raíces nerviosas; cuando parte del material más blando y gelatinoso pasa a través de un desgarro en las capas externas más duras.
  • Estenosis del canal lumbar: Se trata fundamentalmente del estrechamiento del canal de la médula espinal (conducto raquídeo), derivando en presión que causa dolor, entumecimiento o debilidad en las piernas. Este proceso degenerativo es debido al paso de los años, sintiéndose los primeros síntomas normalmente a partir de los 50 años.
  • Discartrosis: Se diagnostica cuando un disco debilitado causa micro movimientos excesivos en ese nivel de la columna vertebral y proteínas inflamatorias de dentro del disco se quedan expuestas e irritan el área, incluyendo a las raíces nerviosas. Se caracteriza por la comprensión discal y la aparición de salientes óseos. El disco pierde su capacidad para amortiguar las fuerzas y afecta a las articulaciones vertebrales posteriores de manera indirecta.
  • Espondilolistesis ístmica: La vertebra se desliza hacia delante sobre la vértebra situada debajo, causando inestabilidad. Este defecto está presente en el 4% de la población a consecuencia de un fallo genético en la formación ósea. Suele afectar a la cuarta y quinta vértebra lumbar y a la primera vértebra sacra. Esto puede causar un pinzamiento del nervio donde sale de la columna vertebral, causando de esta forma la ciática.
  • Síndrome piriforme: Es el dolor y adormecimiento en los glúteos y hacia la parte trasera de la pierna. Esto ocurre cuando el músculo piriforme presiona el nervio ciático. Esto no es una radiculopatía verdadera, pero el dolor de la pierna se puede sentir igual que la ciática causada por la irritación de un nervio.
  • Disfunción de la articulación sacroilíaca: La irritación de esta zona situada en la parte inferior de la columna vertebral también puede irritar el nervio L5, causando un dolor parecido a la de la ciática. En un examen físico, el médico puede intentar determinar si la articulación sacroilíaca es la causa del dolor a través del movimiento de la articulación. Si el movimiento recrea el dolor del paciente, y no existe otra causa que pueda explicar el dolor y los síntomas (como una hernia de disco en una resonancia magnética), la articulación sacroilíaca podría ser la causa del dolor.
  • Distensión muscular: En menor medida, sólo en algunos casos, la inflamación relacionada a una distensión muscular puede presionar una raíz nerviosa y causar la ciática.

Factores de riesgo de la ciática

Son principalmente los que veremos a continuación:

  • Edad: Con la edad se van produciendo cambios en la columna vertebral que pueden dar lugar a hernias de disco y espolones óseos, que son causas frecuentes de ciática.
  • Obesidad: Al pesar más, se sobrecarga la columna vertebral y esto puede causar cambios espinales que originen a su vez la ciática. El exceso de peso también genera presión adicional en los discos de la zona lumbar.
  • Profesión: Las personas que llevan a cabo profesiones que requieren de grandes esfuerzos físicos tienen mayor riesgo de tener padecer dolores de espalda. Levantar o empujar objetos pesados o estar mucho tiempo de pie o sentado terminan pasando factura si no tomamos medidas preventivas como cambiar de posición regularmente, realizar estiramientos o mantener la espalda recta.
  • Diabetes: Aumenta el riesgo de padecer una lesión en los nervios.
  • Llevar una vida sedentaria: Es importantísimo que hacer ejercicio físico moderado al menos tres veces a la semana, especialmente para fortalecer los músculos del tronco y liberar tensiones.

¿Que te ha parecido nuestro post?

¡Deja tu votación!

Valoración media / 5. Votos:

¡No hay votos todavía! Deja tu primer voto para el post.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestra lista de correo para recibir nuestras últimas noticias

×
Abrir chat
1
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by