Inicio»Blog»Dormir bien para vivir mejor

Dormir bien para vivir mejor

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
consejos para dormir bien

Dormir bien es sumamente importante para la salud de las personas. Pero, con el ritmo de vida actual y los excesos derivados de unos horarios exigentes, gran parte de la población no duerme el número suficiente de horas o padece trastornos del sueño.

Dormir bien es tan importante física y psicológicamente como llevar una dieta sana. El sueño es fundamental para nuestro bienestar. Descansar de manera inadecuada puede tener consecuencias nefastas para nuestra salud. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda dormir un mínimo de 8 horas diarias, aunque esto es relativo y depende de cada persona. Suele ser mejor la calidad que la cantidad.

beneficios dormir bien

 

Una buena noche de sueño nos ayuda a afrontar la jornada con claridad mental, mejora nuestras capacidades de memoria y de resolución de problemas. Además, influye en nuestra motivación, actitud positiva, en nuestro estado de ánimo y alegría.

Los beneficios más importantes de dormir bien

Los más importantes son los siguientes:

  • Incrementa la creatividad.
  • Mejora la atención.
  • Ayuda a perder peso.
  • Ayuda a mantener en óptimas condiciones a nuestro sistema inmunológico y nos permite luchar contra las toxinas y a controlar las infecciones.
  • Mejora la memoria, pues fortalece las conexiones neuronales. También ayuda a fijar los recuerdos y lo aprendido durante el día.
  • Protege el corazón. Las personas que duermen bien tienen tres veces menos de sufrir una insuficiencia cardiaca o de padecer diabetes.
  • Reduce la depresión facilitando la producción de melanina y serotonina.
  • Mejora la capacidad física, aumentando la resistencia aeróbica de los deportistas.
  • Te hace parecer más joven y atractivo, al beneficiarse la piel de las horas de descanso.
  • Reparación de tejidos y células del cuerpo.
  • Ayuda a prevenir la depresión.
  • Alarga la vida.

Dormir mal nos hace infelices e incide negativamente en nuestra jornada laboral. Veamos a continuación las consecuencias negativas de dormir poco y mal:

  • No nos permite a desarrollar músculo. Por ello, para las personas que hacen musculación en el gimnasio dormir y descansar adecuadamente es tan importante como cumplir una dieta sana.
  • Bajarás claramente tu productividad en el trabajo o los estudios.
  • Tendrás más posibilidades de sufrir una depresión.
  • Serás más propenso a abusar del alcohol.
  • Te pondrás enfermo con mayor facilidad al tener bajo el sistema inmunológico.
  • Serás más propenso a padecer dolores de cabeza y migrañas.
  • Serás más proclive a la irritabilidad.
  • Si conduces, tendrás más posibilidades de sufrir un accidente de tráfico.
  • Tu relación de pareja se podrá ver afectada negativamente.

dormir bien y la salud

Consejos para dormir satisfactoriamente

Para conseguir un sueño profundo y reparador podemos seguir una serie de pautas importantes:

  • Hacer ejercicio moderado con regularidad. Ayuda a conseguir un sueño más profundo y a despertarse en menos ocasiones a lo largo de la noche.
  • Seguir un horario, al menos entresemana, de manera regular ayuda a crear un hábito y a acostumbrar al cuerpo.
  • Cuidar el entorno. Lo ideal es que el dormitorio tenga una temperatura esté en torno a los 23 grados y que sea un lugar apacible, agradable y tranquilo. Lo ideal es no utilizar la cama para realizar actividades, a excepción del sexo que ayuda a conciliar el sueño, aparte de dormir: escuchar música, ver televisión o trabajar… Importante evitar las pantallas brillantes, por lo que aconsejamos no consultar el móvil o cualquier otro dispositivo electrónico en la cama.
  • La cena no debe ser abundante ni pesada para favorecer el sueño. Debería realizarse tres horas antes de ir a la cama y ser rica en alimentos que contengan triptófano. Evitar la toma de estimulantes como café, té o demasiado chocolate.
  • Dejar el tabaco, pues la nicotina retarda la conciliación del sueño.
  • Controlar el estrés y las preocupaciones. Aprender alguna técnica de relajación o pensamiento positivo puede ser crucial para dejar los problemas fuera de la cama y no pasar la noche dando vueltas a las preocupaciones. Desconecta y descansa.
  • Los somníferos no son buenos aliados y si hay que tomarlos por prescripción médico, lo ideal es que sea por un corto periodo de tiempo.
  • Beber menos alcohol porque magnifica los ronquidos y otros problemas relacionados con el sueño e incide negativamente en la calidad del descanso.
  • Dormir la siesta es beneficioso, pero no debería exceder los 30 minutos de duración para que no influya posteriormente en la conciliación del sueño nocturno.
  • Utilizar un buen colchón y una buena almohada es fundamental, una de las mejores inversiones en salud que se pueden hacer.
  • Dormir desnudos es aconsejado por muchos expertos, pero si deseas utilizar un pijama, procura que sea de material traspirable como algodón 100%. La ropa no debe ser estrecha ni tampoco muy holgada.
  • Si no se puede conciliar el sueño, lo mejor es levantarse de la cama y salir del dormitorio para hacer alguna actividad relajante como por ejemplo tomar una infusión no excitante o un vaso de leche caliente, escuchar música relajante o hacer meditación o relajación guiada.

Para finalizar, un consejo muy importante: no te obsesiones con dormir, ten paciencia y relájate.

¿Que te ha parecido nuestro post?

¡Deja tu votación!

Valoración media / 5. Votos:

¡No hay votos todavía! Deja tu primer voto para el post.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestra lista de correo para recibir nuestras últimas noticias

×
Abrir chat
1
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by