Inicio»Blog»Cómo el ejercicio puede mantener los músculos y los sistemas inmunológicos ‘Jóvenes’.

Cómo el ejercicio puede mantener los músculos y los sistemas inmunológicos ‘Jóvenes’.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
cómo cuidar tus músculos

Mantenerse físicamente activo a medida que envejecemos podría ayudar a mantener nuestros músculos y sistemas inmunes robustos, según dos nuevos e inspiradores estudios de ciclistas recreativos de mayor edad.

Juntos, los experimentos se suman a la creciente evidencia de que algunas de nuestras suposiciones sobre el envejecimiento pueden estar desfasadas y que podríamos tener más control sobre el proceso de lo que pensamos.

El envejecimiento a menudo parece inexorable e invariable y, en términos cronológicos, lo es. Los años pasan al mismo ritmo para cada uno de nosotros.

Pero las respuestas de nuestros cuerpos al paso del tiempo pueden diferir. Mientras que la mayoría de las personas se vuelven frágiles, algunas permanecen activas.

Estas diferencias han llevado recientemente a un grupo de científicos británicos a preguntarse si nuestras creencias sobre lo que es normal e inevitable con el envejecimiento físico podrían ser limitadas o incorrectas, y en particular, si podríamos estar ignorando el papel del ejercicio.

El ejercicio entre los adultos de mediana edad y los adultos mayores en el mundo occidental es poco frecuente. Según la mayoría de las estimaciones, sólo alrededor del 10 por ciento de las personas mayores de 65 años hacen ejercicio regularmente.

Por lo tanto, nuestras expectativas sobre lo que es normal durante el envejecimiento se basan en cómo el envejecimiento afecta a las personas sedentarias.

Pero los científicos británicos, muchos de ellos atletas recreativos, sospechaban que el ejercicio podría tener un impacto en la trayectoria del envejecimiento físico y, si es así, alterar nuestras creencias sobre lo que significa el envejecimiento «normal».

Para probar esa posibilidad, decidieron buscar a un grupo de hombres y mujeres mayores que habían permanecido físicamente activos a medida que envejecían y los encontraron entre los ciclistas recreativos locales. Las docenas de hombres y mujeres que finalmente reclutaron tenían entre 55 y 79 años de edad, habían estado rodando en bicicleta durante décadas y todavía pedaleaban unas 643 kilómetros al mes. Ninguno era un atleta competitivo.

mantener los músculos jóvenes

Para su estudio inaugural de los ciclistas, que se publicó en 2014, los científicos midieron una amplia gama de las capacidades físicas y cognitivas de los ciclistas y las compararon con las de las personas mayores sedentarias y las de hombres y mujeres mucho más jóvenes. Los ciclistas demostraron tener reflejos, recuerdos, equilibrio y perfiles metabólicos que se asemejaban más a los de las personas de 30 años que a los del grupo sedentario de mayor edad.

Sin embargo, ese análisis había dejado muchas preguntas sobre el ejercicio y la actividad física sin respuesta. Así que para los dos nuevos estudios, ambos publicados en Aging Cell este mes, los investigadores decidieron reenfocar sus investigaciones y observar de cerca los músculos y las células T, un componente clave de nuestro sistema inmunológico para combatir la infección.

En la mayoría de las personas, la salud muscular y la respuesta inmunitaria empeoran después de llegar a la mediana edad, y los efectos se aceleran década tras década. Pero había habido indicios en los datos del primer estudio de que los ciclistas podrían ser inusuales en ese sentido.

Así que para uno de los nuevos estudios, los investigadores recurrieron al tejido muscular que ya había sido biopsiado de las piernas de 90 de los participantes. Querían comparar varios marcadores de salud y función muscular a lo largo del periodo de edad de los ciclistas. Si los músculos de los deportistas a sus 70 años se asemejaban a los de los deportistas en sus 50 años, los científicos razonaron, entonces su actividad física muy probablemente había alterado y ralentizado el arco supuestamente «normal» de declive muscular.

Al mismo tiempo, otros científicos profundizaron en el sistema inmunológico de los deportistas, extrayendo sangre de ellos, así como de un grupo de personas mayores sedentarias y otro de adultos jóvenes sanos.

Los dos grupos de científicos se sumergieron en sus datos y ambos llegaron a la conclusión de que los ciclistas de más edad no son como la mayoría de nosotros. Son más saludables. Son, biológicamente, más jóvenes.

Sus músculos generalmente conservaron su tamaño, composición de fibras y otros marcadores de buena salud a lo largo de las décadas, con aquellos ciclistas que cubrían el mayor kilometraje cada mes mostrando los músculos más sanos, independientemente de su edad.

Los impactos sobre el sistema inmunológico de los participantes también fueron marcados. En las personas sedentarias más viejas, la producción de nuevas células T de las glándulas del timo era baja. Las glándulas del timo de las personas mayores inactivas también estaban atrofiadas, en comparación con las del grupo más joven.

cuidado de los músculos

Por otro lado, los ciclistas de edad avanzada tenían casi tantas células T nuevas en la sangre como los jóvenes. Los que se ejercitaron también mostraron altos niveles de otras células inmunitarias que ayudan a prevenir reacciones autoinmunes y de una hormona que protege el timo contra la contracción.

Los investigadores teorizan que los resultados de los dos estudios están interrelacionados. Los músculos son una de las fuentes de la hormona que protege el timo.

«Así que más músculo significa más de esa hormona», dice Janet Lord, directora del Instituto de Inflamación y Envejecimiento de la Universidad de Birmingham, quien fue coautora de ambos estudios.

Los sistemas inmunológicos de los ciclistas de más edad no eran impermeables al envejecimiento, por supuesto. Muchas de sus células T existentes mostraban signos de senescencia, lo que significa que se habían vuelto débiles y era poco probable que combatieran bien las infecciones.

Los resultados también se limitan a los ciclistas británicos recreativos. No pueden decirnos si otros tipos y cantidades de actividad física tendrían necesariamente los mismos efectos o si alguien podría comenzar a hacer ejercicio a los 60 años y esperar beneficiarse en la misma medida que alguien que ha hecho ejercicio de por vida.

Suscríbete a la Newsletter de RS7 

No te pierdas todas las noticias y novedades que publicamos en RS7

Cómo el ejercicio puede mantener los músculos y los sistemas inmunológicos ‘Jóvenes’.
5 (100%) 2 voto[s]

Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestra lista de correo para recibir nuestras últimas noticias

×
1
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by