Home»Blog»¿Por qué se produce dolor de rodilla al correr?
dolor de rodilla al correr

¿Por qué se produce dolor de rodilla al correr?

¿Por qué se produce dolor de rodilla al correr?
5 (100%) 2 votos

Son muchos los corredores que se hacen la misma pregunta. Si es tu caso, puede que sufras el trastorno conocido como “síndrome de la rodilla de corredor” o de “fricción de la banda iliotibial”.

Esta dolencia se caracteriza por un dolor constante y punzante en la cara lateral de la rodilla y es común entre los practicantes de deportes como ciclismo, esquí y, especialmente, running. Su nivel de dolor va incrementando con el tiempo, por lo que es sumamente importante su diagnóstico y tratamiento inmediato.

dolor de rodilla al correr

 

¿Cuál es el factor desencadenante del síndrome de la rodilla de corredor?

Se produce cuando la rótula se desplaza de manera incorrecta a lo largo de la hendidura del fémur, cuando se dobla y estira la rodilla. El roce es máximo en torno a los 30 grados de flexión. Es la razón por la cual el dolor es más intenso cuando el ritmo de una carrera es lento o se corre cuesta abajo, porque la rodilla está más tiempo en esa posición concreta. A medida que vayamos corriendo, la inflamación crecerá hasta el punto de tener que abandonar la prueba o entrenamiento.

Causas que pueden desencadenar en esta dolencia:

  • Tener una cintilla iliotibial más estrecha o ancha de lo normal.
  • Debilidad en los músculos abductores de la cadera o piernas.
  • Tendencia al pisar con el pie plano (pronación excesiva).
  • La longitud de las piernas o el nivel de arqueamiento de estas.
  • Correr frecuentemente en descenso o terrenos irregulares.
  • El uso de zapatillas inadecuadas.
  • Mala técnica de carrera.
  • Un exceso de entrenamiento.
  • Tener el cóndilo de la tibia excesivamente prominente.
  • Mala forma física.

Tratamiento del síndrome de la cintilla iliotibial

tratamiento dolor de rodilla

Como hemos dicho anteriormente, un diagnóstico temprano es sumamente importante para comenzar con el tratamiento adecuado de forma inmediata y frenar la evolución y gravedad de la lesión.

Es importante revisar los factores desencadenantes más usuales, caso del uso de zapatillas inadecuadas o no tener una técnica de carrera correcta, además de una exploración física de la zona afectada.

Realizar un estudio de la pisada es fundamental para todo corredor, ya sea profesional o aficionado. Esta prueba nos pondrá en la pista del mejor tipo de zapatillas para practicar este deporte.

La inflamación de la cintilla se puede tratar mediante tratamiento farmacológico (analgésicos y antiinflamatorios) o tratamientos más conservadores como pueden ser masajes realizados por un fisioterapeuta o suplementos nutricionales de carácter natural.

También son muy útiles los ejercicios de flexo-tensión. Los estiramientos son fundamentales para todo corredor y debería ser una parte imprescindible de todo entrenamiento.

Si el paciente quiere seguir entrenando, si no es un caso grave, esto es posible, pero reduciendo notablemente la intensidad y duración de las sesiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Send this to a friend