Home»Blog»Cómo aliviar el dolor de espalda y la tensión muscular de forma natural
Aliviar dolor de espalda y tensión muscular

Cómo aliviar el dolor de espalda y la tensión muscular de forma natural

Cómo aliviar el dolor de espalda y la tensión muscular de forma natural
4.4 (88%) 5 votos

Todos hemos tenido dolor de espalda en algún momento, debido a estar sentados mucho tiempo delante del ordenador, mala postura, trabajando duro en el jardín o empezando una nueva actividad excesiva. El dolor de espalda es una de las dolencias físicas más comunes, y muchas personas lo sufren crónicamente. ¿Qué puedo hacer para aliviar el dolor de espalda y la tensión muscular?

Sal de Epsom

Si sufres de tensión muscular, rigidez y dolor, entonces lo primero que tienes que hacer es darte un baño caliente con 2-3 tazas de sales de Epsom añadidas en el agua. Puede aliviar el dolor de espalda y la hinchazón de la tensión muscular.

Si el dolor empeora, consulta a tu médico o quiropráctico.

Aplicar calor o hielo

Hay alguna evidencia de que el calor puede ayudar a disminuir el dolor en la parte baja de la espalda y tratar el dolor en el músculo dorsal latissimus, o músculo romboide.

Aunque hay pocas pruebas de que el frío ayude, algunas personas encuentran que el calor o el frío les ayuda: aplica calor, con paños calientes, baños y duchas durante 15-20 minutos a la vez para deshacerte del dolor.

El hielo y los paños frías pueden aliviar el dolor, la hinchazón y la inflamación de las lesiones y otras afecciones como la artritis. También puedes intentar cambiar entre calor y frío. Usa el calor durante 15-20 minutos, luego unas horas más tarde usa hielo durante 10 a 15 minutos.

Visita a un buen quiropráctico

Visitar a un quiropráctico de confianza es muy efectivo para el dolor agudo de espalda o cuello, el tipo de lesión repentina que resulta de mover muebles o de hacer un movimiento incorrecto.

Los tratamientos quiroprácticos también se utilizan como una alternativa para aliviar el dolor de músculos, articulaciones, huesos y tejido conectivo, como cartílagos, ligamentos y tendones, y a veces se utilizan junto con el tratamiento médico convencional.

Los quiroprácticos utilizan la manipulación espinal práctica para alinear la estructura musculoesquelética del cuerpo, particularmente la columna vertebral. En algunos casos, estos tratamientos permiten que el cuerpo se cure por sí mismo sin necesidad de cirugía o medicación.

La manipulación realizada por el quiropráctico se utiliza para restaurar la movilidad de las articulaciones restringida por una lesión tisular causada por un evento traumático, como una caída, o estrés repetitivo, como sentarse sin el apoyo adecuado de la espalda. El plan de tratamiento puede incluir uno o más ajustes manuales en los que el quiropráctico manipula las articulaciones, utilizando una fuerza controlada y repentina para mejorar el rango y la calidad del movimiento. Muchos quiroprácticos también incluyen ejercicio/rehabilitación en el plan de tratamiento.

Acupuntura

La acupuntura es parte de la medicina tradicional china y consiste en insertar agujas finas en ciertos puntos del cuerpo.

Cuando es realizado por un acupunturista experimentado y entrenado, este procedimiento es generalmente seguro. Lo bueno de la acupuntura es que el dolor lumbar crónico es una de las condiciones que la investigación sugiere que la acupuntura puede ser una herramienta efectiva para tratar. La acupuntura puede proporcionar alivio del dolor, reducir la inflamación, mejorar la rigidez muscular y la movilidad articular y mejorar el resultado cuando se añade a los tratamientos convencionales como los ejercicios de rehabilitación.

Terapia Física

El objetivo de la fisioterapia es disminuir el dolor, aumentar la función y proporcionar un programa de mantenimiento para prevenir problemas posteriores de la espalda.

Por lo general, un programa de fisioterapia para el dolor de espalda tiene dos componentes: la fisioterapia pasiva que se realiza al paciente para ayudar a reducir el dolor del paciente a un nivel más manejable, y los ejercicios activos realizados por el propio paciente para rehabilitar la columna vertebral. Estos usualmente incluyen estiramientos, ejercicios de fortalecimiento y ejercicios aeróbicos de bajo impacto.

Yoga

Muchos estudios han demostrado el poder de la antigua práctica del yoga, que enfatiza el estiramiento, la fuerza y la flexibilidad, para aliviar el dolor de espalda y mejorar la función de la espalda.

Las personas que practican yoga o hacen estiramientos específicos de la espalda tienen el doble de probabilidades de reducir los analgésicos para sus dolores de espalda que las personas que manejan los síntomas por su cuenta, según un estudio publicado en la revista Archives of Internal Medicine.

Un estudio de tres años financiado por los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos estudió a las personas con problemas crónicos de la espalda baja y encontró que los que practicaban yoga eran mejores para superar el dolor y la depresión que los que seguían los tratamientos convencionales para el dolor de espalda baja en el lado izquierdo o el lado derecho.

Aceites Esenciales

Hay ciertos aceites esenciales que son particularmente buenos para tratar el dolor de espalda de forma natural. Estos aceites esenciales tienen propiedades antiinflamatorias y ayudan a aliviar la tensión y los espasmos musculares.

Los aceites esenciales de manzanilla, lavanda, salvia común e incienso son calmantes y ayudan a controlar los espasmos musculares y tienen propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Los aceites esenciales de romero y menta tienen también propiedades antiespasmódicas y mejoran la circulación sanguínea, ayudando así a aliviar el dolor de espalda.

Otros buenos aceites esenciales son el aceite esencial de jengibre que puede aliviar el dolor de espalda y mejorar la movilidad y la milenrama que tiene propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas.

Para masajear tu espalda puedes usar cualquiera de estos aceites por tu cuenta, o puedes mezclar dos o más aceites esenciales juntos. Los aceites esenciales deben mezclarse primero con un aceite base, como el aceite de jojoba. Usa aproximadamente 10 gotas de aceite esencial por cada onza de aceite base.

Haz que otra persona masajee esta mezcla de aceite en tu espalda o en cualquier otra parte del cuerpo donde tus músculos estén adoloridos. El uso de esta mezcla en la piel que está caliente de un baño o ducha fomentará la penetración. Utilizar 1-2 veces al día.

También puedes tomar un baño de aromaterapia como un método eficaz para calmar los músculos doloridos añadiendo 10 gotas de los aceites esenciales mencionados anteriormente directamente al agua caliente del baño y remojarlo durante 15-20 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Send this to a friend