Home»Blog»Remedios caseros para la tendinitis del pie
remedios caseros para la tendinitis del pie

Remedios caseros para la tendinitis del pie

Remedios caseros para la tendinitis del pie
5 (100%) 4 votos

La tendinitis del pie significa la inflamación e irritación de los tendones del pie, un tendón es la banda de tejido fibroso que une el músculo al hueso. La tendinitis del pie es a menudo dolorosa y puede convertirse en un problema grave si se repite de forma persistente.

Es causada por una tensión excesiva en el área del pie, que puede deberse a una variedad de actividades que incluyen correr, caminar o hacer un trabajo que requiere estar de pie en exceso. Otros factores que contribuyen son el mal ajuste de los zapatos, los espolones óseos, el envejecimiento, la obesidad y la diabetes.

Los síntomas de la tendinitis alimentaria incluyen dolor agudo, sensibilidad, inflamación, hinchazón, movimiento restringido y debilidad en la pierna.

Si estás experimentando síntomas de tendinitis alimentaria, es importante que consultes a tu médico para recibir el tratamiento adecuado. También hay algunas cosas que puedes hacer en casa para lidiar con este problema.

10 mejores remedios caseros para la tendinitis del pie

1. Bolsa de Hielo

La aplicación de una bolsa de hielo en el área afectada ayudará en gran medida a reducir la inflamación y el dolor asociado con la tendinitis del pie. Si no tienes hielo, también puedes usar una bolsa de verduras congeladas o una cuchara fría.

Pon un poco de hielo picado en una bolsa de plástico y envuélvelo en una toalla fina.

Coloca esta toalla fría en el área inflamada durante unos 15 minutos.

Repite este proceso varias veces al día.

2. Aceite de Oliva

Masajear tu pie con aceite de oliva puede darte mucho alivio del dolor y la inflamación causada por la tendinitis del pie. También estimulará el flujo sanguíneo dentro y alrededor de los músculos afectados. Además del aceite de oliva, también se puede utilizar aceite de sésamo o de mostaza.

  • Calentar un poco de aceite de oliva hasta que se caliente.
  • Masajear suavemente el pie con el aceite tibio durante 10 a 15 minutos.

Haz esto diariamente hasta que el dolor disminuya.

3. Sal de Epsom

Otra forma sencilla de tratar la tendinitis del pie es remojar el pie en agua tibia mezclada con sal Epsom. El calor del agua caliente tendrá un efecto curativo maravilloso en tu pie, mientras que el sulfato de magnesio presente en la sal de Epsom proporcionará magnesio al cuerpo (que será absorbido a través de la piel) y ayudará en la curación de los músculos y tejidos conectivos; el tendón es un tipo de tejido conectivo.

También promoverá la relajación y la desintoxicación.

Mezcla media taza de sal de Epsom en baso pequeño lleno de agua tibia y revuelve hasta que la sal se disuelva. Remoja el pie en el agua tibia por una hora. Repite este proceso dos o tres veces por semana durante algunas semanas.

Otra opción es mezclar dos cucharadas de sal Epsom en una taza de agua tibia. Remoja una toallita y colócala en tu pie durante 15 a 20 minutos. Puede hacer esto todos los días hasta que estés satisfecho con los resultados.

La sal de Epsom puede causar resequedad, así que aplica un poco de crema hidratante en el pie después de seguir cualquiera de estos remedios.

4. Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana es otro remedio casero eficaz para la tendinitis debido a sus propiedades antiinflamatorias. El consumo regular de vinagre de sidra de manzana también es bueno para tu salud en general.

  • Agrega dos cucharadas de vinagre de manzana orgánico a un vaso de agua tibia.
  • Mezcla en una cucharada de miel.

Bebe la mezcla dos o tres veces al día.

5. Envolturas de vinagre

La alternancia de envolturas de vinagre caliente y frío pueden ayudar a deshacerse del dolor y la inflamación causada por la tendinitis del pie, ya que el tratamiento térmico reducirá el dolor y relajará los músculos doloridos y el tratamiento con frío disminuirá la inflamación. El vinagre también funcionará como un antiinflamatorio.

  • Mezcla cantidades iguales de vinagre blanco y agua y caliéntalo en una sartén grande.
  • En una sartén o recipiente separado, mezcla partes iguales de vinagre y agua fría.
  • Remoja una toalla en la mezcla caliente, escúrrela y envuélvela alrededor de tu pie durante 5 a 10 minutos.

A continuación, remoja la toalla en la mezcla fría y sigue el mismo procedimiento.

Repite la secuencia tres veces.

Aplica un poco de crema hidratante después.

6. Pimienta de Cayena

La pimienta de cayena es una fuente rica de un producto químico conocido como capsaicina, un analgésico natural. El efecto de calentamiento de la pimienta de cayena es también muy calmante.

  • Mezcla dos cucharadas de pimienta de cayena en media taza de aceite de oliva tibio.
  • Aplica la mezcla en el área afectada y déjala actuar de 15 a 20 minutos antes de lavarla.

Haz esto unas cuantas veces al día, notaras la mejoría.

Nota: No apliques pimienta de cayena sobre la piel o heridas abiertas.

7. Agua carbonatada

Para deshacerse del dolor agudo causado por la tendinitis del pie, también puedes usar agua carbonatada.

  • Remoja tu pie en agua carbonatada sin azúcar durante 10 a 15 minutos.

Haz éste proceso 2 veces al día. Esto puede ser refrescante y aliviar el dolor y la inflamación.

8. Salvia

La salvia tiene muchas propiedades curativas que se pueden utilizar en el tratamiento de la tendinitis del pie. Tiene un efecto calmante y puede aliviar el dolor y la inflamación.

Frota suavemente algunas hojas de salvia fresca en las palmas de las manos para aplastarlas. Hierve las hojas en dos tercios de taza de vinagre de manzana por unos minutos, y luego cocina a fuego lento por otros 5 minutos. Retira del fuego, remoja un trozo limpio de tela de algodón en la solución y escurre el exceso de agua. Coloca el paño sobre la zona afectada durante 10 minutos.

También puedes usar hojas de salvia secas para hacer una taza de té de salvia. Para hacer este té, coloca una cucharadita de salvia seca en una taza de agua caliente durante 10 minutos y luego cuélalo. Bebe este té dos o tres veces al día.

9. Espárragos

El espárrago funciona como un diurético natural, ayudando a eliminar el exceso de líquido de tu sistema. La reducción del exceso de líquido ayudará a aliviar el dolor, la hinchazón y la inflamación.

Cuando se padece de tendinitis en los pies, hay que comer espárragos frescos con regularidad. También puedes cocer al vapor dos o tres espárragos frescos y comerlos. Junto con los espárragos, come pescado fresco y yogur para tratar los pies hinchados.

10. Menta de lobo

La menta de lobo es también un remedio popular para la tendinitis del pie. Esta hierba tiene un número de vitaminas y nutrientes que ayudan a reducir la inflamación, el dolor, la rigidez y la sensibilidad causada por la tendinitis.

Haz una pasta de esta hierba y aplícala en el área afectada. Déjala actuar durante unos minutos y luego lávate el área con agua tibia. Haz esto dos veces al día durante unos días o hasta que sientas alivio.

También puedes tomar té de garbanzos varias veces al día. Para hacer este té, cuela 2 o 3 cucharadas de garbanzos frescos en una taza de agua caliente durante 15 a 20 minutos y luego cuélalo y bébete el té. Si tienes esta hierba en forma seca, entonces pon dos cucharadas de garbanzos secos en una taza de agua durante unos cinco minutos para hacer el té. El té de menta de lobo ayudará a reducir el nivel de dolor, mejorando así tu movilidad.

Para concluir, estos remedios caseros ayudarán a resolver en gran medida la tendinitis del pie. No hace falta decir que también es necesario que el área afectada descanse lo suficiente. Sin embargo, si el dolor empeora o continúa incluso después de probar los remedios, consulta a un médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Send this to a friend