Inicio»Blog»Carbohidratos “amigos o enemigos”

Carbohidratos “amigos o enemigos”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

En este escrito no vamos a valorar qué tipos de carbohidratos son mejores o peores, sólo si son necesarios para una vida saludable o no, teniendo en cuenta que hay muchos factores que podrían hacernos escoger un tipo de carbohidrato u otro según las necesidades de cada persona o, por otra parte, si tienen alguna patología que podría restringir o aumentar este nutriente si fuera necesario, como diabetes.

Desde hace unos años hasta el día de hoy hay una guerra abierta contra los carbohidratos, sólo con el único fin de perder peso. Y no teniendo en cuenta lo que realmente hacemos o por estar mal asesorados, o por alguna “dieta milagro” que lo único que hace es suprimir este gran nutriente tan necesario.

En su defensa decir que lo único que nos debe preocupar es la cantidad que podamos ingerir dado que, si la cantidad se excede sí que nos podrá hacer acumular algo de grasa, pero en realidad se sabe que nos pasaría lo mismo si nos excedemos en cualquier otro nutriente como las grasas o las proteínas.

¿Qué he querido decir? Que si la cantidad de calorías que ingerimos no supera a lo que gastamos no tendríamos ningún problema, pero si nos pasamos da igual de donde vengan las calorías, carbohidratos o proteínas que siempre se acumularán como materia adiposa o “grasas”. Está claro que cuando se realiza una dieta baja en carbohidratos o se suprimen estamos hablando de una dieta hipocalórica “comer menos calorías de las que necesitamos” con el fin de bajar peso, y estaríamos provocando un estado cetónico que forzaría a nuestro organismo a sacar la energía de las grasas y, en el peor de los casos, a consumir músculo.

tipos de carbohidratos

Ahora vamos a lo que realmente es importante, ¿qué sucede cuando suprimimos los carbohidratos en nuestra dieta?

-Provocamos un estado de cetosis que es una situación metabólica del organismo originada por un déficit en el aporte de carbohidratos, lo que induce el catabolismo de las grasas a fin de obtener energía, generando unos compuestos denominados cuerpos cetónicos, los cuales descomponen las grasas en cadenas más cortas, generando acetoacetato que es usado como energía por el cerebro.

-Aumenta el cansancio y fatiga, por la falta de reservas energéticas, tanto a nivel muscular como hepático.

-Tenemos más dolores de cabeza o “migrañas”. Recordemos que nuestro cerebro se nutre de glucógeno que es como se denomina a los carbohidratos una vez están dentro de nuestro organismo y la falta de este nutriente hace que no todo funcione con normalidad.

-Tenemos calambres en las piernas. Suele ser un problema leve siempre cuando se trata de una persona que no practica ejercicio físico de forma regular, en el caso de un deportista, el problema se agrava y es por la falta de minerales y el aumento de la micción que provoca falta de magnesio.

-Sufrimos de mal aliento o “halitosis”.

-El estreñimiento es otro posible efecto secundario, especialmente la primera vez que se hace una dieta baja en carbohidratos, ya que el aparato digestivo puede necesitar tiempo para adaptarse.

-Olor fuerte de orina y sudor por todos los procesos metabólicos por los cuerpos cetónicos.

-También se están realizando estudios en los cuales se cree que también podría generar arritmias y osteoporosis.

La OMS la organización mundial de la salud en ningún momento nos recomienda suprimir los hidratados de carbono en nuestra alimentación. Lo que sucede en nuestra sociedad, sobre todo causa de nuestro afán por perder peso, es buscar recursos efectivos, pero poco saludables con el fin de hacer negocio. Suprimir comidas por sobres con “polvos mágicos” para tener cuerpos definidos y esculturales puede resultar muy peligroso para la salud.

En conclusión, los carbohidratos son buenos y saludables. No consumir legumbres, cereales, frutas, verduras y hortalizas sería eliminar de nuestra dieta una cantidad de nutrientes indispensables para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Carbohidratos “amigos o enemigos”
4.6 (92.73%) 11 voto[s]

Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscríbete a nuestra lista de correo para recibir nuestras últimas noticias

×
1
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by